[  BIBLIOTECA DE ECOLOGIA SOCIAL  ]


Las próximas luchas son todas ambientales


Entrevista a Carlos Galano

Carlos Galano, experto argentino en educación ambiental, señala que hay un límite que ninguna civilización puede transgredir: la vida. Galano, que es director de la Especialidad de Educación en Ambiente para el Desarrollo Sustentable de la Universidad Nacional del Comahue, en una entrevista a “Verde Jujuy”, agregó que las próximas luchas tanto en Argentina como en América Latina, “son todas ambientales”, indicando que está naciendo un “nuevo paradigma” producto de un proceso de pensamiento latinoamericano “imparable”. Esas expresiones las hizo en el marco del Primer Congreso de Educación Ambiental realizado este fin de semana en Libertador, Jujuy.

Galano señaló que en el mundo se habla de educación ambiental a partir de 1972 cuando se hace el primer encuentro en Estocolmo, frente a la crisis ambiental que se estaba planteando. Agregó que el posgrado en educación ambiental que se ofrece en Argentina está inscripto en lo que ellos llaman el “pensamiento ambiental latinoamericano”. Primero en Estocolmo y luego en Tbilisi se establecen los dos grandes principios de la educación ambiental: ética e interdisciplinariedad de los sistemas complejos. Naciones Unidades y UNESCO tomaron estas ideas y el año pasado definieron que la educación ambiental es una educación para la sustentabilidad.

“Sin embargo, estos conceptos tienen una fuerte impronta economicista. Nosotros nos fuimos despegando y en América Latina comenzamos a construir un pensamiento propio, que se constituye con afluentes del pensamiento vinculados con los aportes de las nuevas ciencias, la revolución científica latinoamericana, la ley límite de la entropía, las cosmovisiones holísticas de los pueblos originarios que se encuentran hoy en un proceso de re-existencia, no de resistencia, a fin de hacer visible su concepción cultural y el arraigamiento en la tierra”, expresó.

Continuó diciendo que otra de las vertientes constitutivas de este pensamiento es el marco de la pedagogía de la educación “freireana” y los movimientos culturales de América Latina. “Ya lo decía José Martí: el problema no es entre la naturaleza y la sociedad, sino entre la falsa ciencia que explota a esa naturaleza”.

Para completar el pensamiento ambiental latinoamericano, se adopta una corriente espiritual como es la Teología de la Liberación. “Este mar que se constituye con esos afluentes, da una identidad propia al concepto de ambienta en América Latina, transformándose en un concepto clave que ha desdeñado Naciones Unidas”.

Un “diálogo de saberes” en tiempos de crisis

“Ellos hablan de una educación para el desarrollo sustentable y nosotros seguimos manteniendo el concepto “ambiental”, porque el mismo, en América Latina, ha sido construido con este diálogo de saberes, en igualdad de condiciones: la ciencia, los pueblos originales, los movimientos populares, los movimientos de emancipación antiguos y actuales”, describió Galano.

Consultado cómo se inscriben las relaciones de poder en este nuevo pensamiento, el educador señaló que “estos son tiempos de crisis”. Pero que ellos dicen, dentro del pensamiento ambiental latinoamericano, que “la crisis de la crisis, se llama crisis ambiental. Y la crisis ambiental es una crisis civilizatoria”.

“Es la crisis de una etapa histórica que durante los últimos 400 años tuvo una lógica económica, de concepción del pensamiento, del desarrollo, que está agotándose y que todo lo depreda: naturaleza, culturas, etc., generando desencanto, violencia urbana.

“Y por otra parte hay en emergencia un nuevo paradigma, un nuevo concepto. Se está muriendo un paradigma y otro está naciendo. Nosotros le llamamos paradigma ambiental. Y hay quienes se van a resistir a que este cambio ocurra y hay otros que van a estar por el nuevo paradigma, que es absolutamente imparable.

“Proceso de luchas ambientales fenomenales”

“Hay conflictos, en Argentina, en Jujuy, en la Pampa Húmeda (con la hipertecnologización genética de la agricultura a través de la soja): el veneno que mata las plagas de la soja, también mata a las culturas, por eso se está iniciando un proceso de luchas ambientales fenomenales.

“Las próximas luchas, en Argentina y América Latina, son todas luchas ambientales. Todas: Gualeguaychú; el ingenio instalado en Libertador General San Martín; se podrán silenciar, pero finalmente hay un límite que ninguna civilización puede transgredir y es el límite de la vida”. “Hay luchas en Bolivia por el agua, en Ecuador, en México, en Panamá, en Nicaragua. Acabamos de venir de Honduras, donde el cardenal de ese país encabeza luchas en contra de la explotación forestal”.

“Acá, aparentemente no pasa nada. Pero lo que está pasando en la profundidad del mapa es el surgimiento de una nueva concepción sobre la vida, la naturaleza, el desarrollo. Y esto, es absolutamente imparable”, sentenció Galano.

 

C. Galano es director de la Especialidad de Educación en Ambiente para el Desarrollo Sustentable de la Universidad Nacional del Comahue. Este artículo corresponde a secciones de una entrevista publicada en Verde Jujuy (Jujuy, Argentina), el 17 de julio 2006, editadas por el semanario Peripecias. Publicado en Peripecias Nº 6 el 19 de julio de 2006. Se reproduce en nuestro sitio únicamente con fines informativos y educativos.


Regresar a Biblioteca - Regresar a Ecología Social